Salvar Tu Matrimonio

Si Quieres Salvar Tu Matrimonio, No Seas Este Tipo De Persona

Juan nos comenta lo siguiente: He tenido relaciones de pareja sin éxito. Ahora, en estoy en una maravillosa relación con la madre de mis hijos, una mujer que me inspira a ser el mejor hombre que puedo ser, puedo mirar atrás y ver muchos de mis errores, en esta relación y relaciones pasadas.

En el tratamiento, veo que otros vienen con relaciones arruinadas. A veces se pueden volver a armar. Otras veces, no se puede. Una cosa que he aprendido es que hay cuatro tipos de personas que no quieres que estén en tu matrimonio. Si estás mostrando estos rasgos y quiere salvar tu matrimonio, busca la ayuda de un buen psicoterapeuta ahora.

4 Tipos de personas que no debes ser, si deseas salvar tu matrimonio.

El abusador: Es obvio decir que nunca le debes levantar la mano a tu pareja, pero existen muchas formas de abusar de una persona que no involucran violencia física necesariamente. Tu trabajo en una relación es ser un estímulo y apoyo. Si no respetas a tu pareja, la relación está condenada.

El manipulador: Todos queremos seguir nuestro camino de vez en cuando, pero si te das cuenta que eres incapaz de obtener lo que deseas sin manipular a tu pareja, existe un problema subyacente en tu relación. En una relación sana, debes poder pedir honestamente lo que necesitas, y negociar prioridades.

A veces obtendrás lo que quieres y otras veces otra prioridad tendrá prioridad obviamente. Retener el afecto, o el sexo, o usarlos como herramientas de negociación, son formas de manipulación.

El que usa su poder de sustento: Esta es una forma de ser manipulador, si resulta que tu eres el principal sostén de la familia, no debes usar este poder económico como una forma de manipulación. Muchas personas permanecen en relaciones atroces y abusivas porque no tienen medios de apoyo financiero si dejan a su abusador. Si no estás dispuesto a compartir tus finanzas, no te cases. Debes ser transparente y justo en todos tus tratos financieros con tu pareja.

El tramposo: La infidelidad es una opción. No solo «sucede» como algunos afirman. Si te das cuenta que tu ojo se distrae, ese es el momento para comenzar a trabajar en tu relación, para descubrir qué es lo que falta hasta el punto de que estés pensando en salir de la relación para satisfacer tus necesidades íntimas y/o emocionales.

Muchas veces, tu relación de pareja ha cambiado. Es posible que se hayan agregado niños a la mezcla del romance, lo que atrae la atención de tu cónyuge. Haz tiempo para estar juntos, solos, tiempo para las interacciones románticas. Recuerda las razones por las que amas a tu cónyuge y contraiste matrimonio con él, o ella en primer lugar.

Si reconoces tu comportamiento en cualquiera de estos perfiles y deseas salvar tu matrimonio, busca ayuda de inmediato, tanto para el asesoramiento individual como persona, como para el asesoramiento de pareja. Vale la pena luchar por tener un buen matrimonio.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *