8 Señales De Que Estás En Una Relación Por La Que Vale La Pena Luchar

Las relaciones son una de las ventajas de los vivos. Son esos aspectos maravillosos de la vida que traen alegría. Sería prudente señalar en este punto que, a pesar de nuestros esfuerzos y esperanzas que a menudo son bien intencionados, no todas las relaciones están destinadas a durar para siempre.

Si entiendo la naturaleza humana, así como el mundo en que vivimos, aunque sea un poco, entonces me atrevería a decir que la mayoría de ustedes estaría de acuerdo. Después de todo, ¿cuántos de ustedes pueden decir con convicción que todas sus relaciones, ya sean serias o platónicas, han sobrevivido la mayor parte de sus vidas y continúan sobreviviendo?

Veamos estas señales de que estás en una relación por la que vale la pena luchar

8. Eres leal a ti mismo.

Varias veces creemos que conformarnos con ser alguien que no somos es aceptable para complacer a otro ser humano. Este es un gran error. Dejar de ser tú mismo por el bien de tu pareja puede darte alegrías, pero sería de corta duración. Y a largo plazo, solo llevaría al resentimiento hacia tu pareja y al posible odio de ti mismo.

Cuando nos enfrentemos a una situación así, sería aconsejable que te hagas un examen de conciencia y abrazarnos por lo que somos para ser esa persona. Se leal contigo mismo. No puedes hacer feliz a otra persona cuando no eres lear a ti mismo.

7. Sabes que tu relación no es una competencia.

Las relaciones más exitosas son aquellas en las que, en lugar de participar en una competencia que involucra una comparación de todas las cosas que están bien con él o ella, y todas las que están mal contigo, y viceversa, todos los logros y proezas de los demás son bienvenidos.

Tu pareja puede tener un mejor trabajo o un salario más alto, pero eso no debería afectarte negativamente. No utilices los logros de tu pareja como un punto de referencia para ti mismo. Por el contrario, ¡podrías celebrar el nuevo trabajo, promoción o éxito académico de tu pareja, y descansar en paz por la noche todo al mismo tiempo!

6. Se levantan el espiritu como pareja.

Después de todo, sentir lástima por ti mismo y obtener placer por ello es más fácil que hacer el esfuerzo de rectificar la situación. Pero una de las cosas que mantiene una relación es la capacidad y la voluntad de animarse mutuamente.

Ya sea invocar al niño interior y salir a jugar en el césped, o salir a caminar por la playa y dejar que la naturaleza siga su curso para tranquilizarte, o incluso simplemente tomar la mano de tu pareja y hacer el simple acto de escuchar; es importante simplemente estar allí para tu pareja.

5. La diversidad es saludable.

Las diferencias no son una indicación de todo lo que está mal en una relación. Si crees que debido a que tu pareja y tú no comparten el amor por el mismo tipo de música o comida, te diriges al desastre, entonces piensa de nuevo. No compartir el amor por la actividad física de alta energía o los deportes extremos no equivale a un futuro sin éxito en tu relación. La diversidad es saludable, y las diferencias en el gusto deben ser respetadas.

4. Que el pasado se quede donde está.

Es la naturaleza humana tener cuidado con el futuro basado en experiencias pasadas. A menudo tenemos experiencias emocionalmente perturbadoras e hirientes en nuestro pasado y cuando nos enfrentamos a una situación similar, no es raro que busquemos patrones. Pero lo que no nos damos cuenta a menudo es que podemos estar estancados en esas experiencias pasadas y crear patrones falsos. Para seguir adelante, necesitamos entender que el pasado debe ser solo eso. El pasado.

3. Evitar la manipulación psicológica.

Varias personas obtienen un gran placer al involucrar juegos mentales. Estos pueden mantener a tu pareja ocupada durante un cierto período de tiempo, pero nadie puede sobrevivir o disfrutar de la angustia nerviosa, agravante que finalmente trae la manipulación psicológica. Si deseas que tu relación se sostenga en el tiempo, y entre otras cosas, evita los juegos mentales. No son tan divertidos como te pueden haber hecho creer.

2. Tener tu propio espacio, y no depender de que lo llene tu pareja.

Siempre hay un espacio. Un espacio que está presente entre dos personas, y cuando están juntas, se llenan con todo tipo de cosas. Con conversación, con bromas, pero lo más importante, con sus propias vidas. Darse cuenta de que ese espacio siempre debe ser atesorado y llenado con los placeres simples de la vida es esencial para la continuidad y el bienestar de cualquier relación.

Como es de suma importancia darse cuenta de que otras personas no son la base de nuestra felicidad. Son parte de nuestras vidas, pero no forman la totalidad de ellas. Entonces, esperar que tu pareja llene ese espacio para ti con su presencia constante, es un error.

1. Darse cuenta de que un día podría terminar.

Sería aconsejable tener en cuenta el hecho de que es totalmente posible que una relación termine. No todos están destinados a estar en nuestras vidas para siempre, y numerosas personas entran y salen de nuestras vidas con el tiempo. Poder aceptar ese hecho es una fuente de paz y satisfacción. Y cuando estemos de acuerdo con esta verdad, podremos disfrutar mejor de nuestra relación al máximo.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *