6 Diferencias Entre Relaciones Saludables y no Saludables

A veces, podemos encontrarnos en el medio de una relación, cuando algo simplemente no se siente bien, se siente como si faltara algo en la relación, pero no puedes entender qué es.

Aquí te darremos 6 diferencias entre relaciones saludables y no saludables.

6. Dar sin esperar nada a cambio, contra si esperar.

Cuando estás en una relación saludable, todo lo que quieres hacer es darle a tu ser querido todo lo que sea necesario para hacerle feliz, sin esperar nada a cambio. Es cierto que las relaciones se basan en dar y recibir, pero eso sucede cuando ambas personas dan de forma desinteresada, no es un negocio en el que invierten y esperan ganancias a cambio, se crea el equilibrio correcto cuando ambas personas dan de forma gratuita y desinteresada, no hay precio a pagar, o esperar.

5. Aceptar a tu pareja tal cual, contra querer cambiar a tu pareja.

El amor consiste en disfrutar de sus similitudes y respetar las diferencias, aceptas a la persona por quién es y por lo que quiere ser, en lugar de tratar de encajar a esa persona en tu perspectiva de cómo debería ser.

En una relación sana, te sientes a ti mismo y no tienes que fingir o tratar continuamente de cumplir con los gustos y disgustos de tu pareja. Debes sentirte absolutamente cómodo como persona, en una relación poco saludable, una persona intenta cambiar o controlar el comportamiento de su pareja, lo que causa la inseguridad.

4. Hacer las cosas por deseo espontaneo, contra la necesidad de hacerlo.

Cuando estás en una buena relación, quieres hacer cosas por tu pareja, para traerles felicidad a su vida, tus acciones son impulsadas por un deseo genuino. Por el contrario, cuando tu pareja lo exige y tu te encuentras cumpliendo esas exigencias porque necesitas hacerlo, en lugar de hacerlo libremente, lo hace por culpa o por alguna otra emoción que te obliga a darle lo que quiere.

3. La confidencialidad, contra la exposición.

Ninguno de nosotros es perfecto, nadie lo es, todos tenemos fallas que nos hacen vulnerables, y solo permitimos que ciertas personas vean nuestras debilidades. En una relación sana, ambos miembros de la pareja respetan las imperfecciones de cada uno, sin burlarse de esas imperfeciones, ni hacerlo publico.

Puedes ver: 5 Formas Fáciles De Hacer Que Su Corazón Se Derrita (Hombres)

Estas deficiencias siempre deben permanecer entre ustedes dos, los detalles íntimos y otros asuntos privados no deben discutirse ni siquiera con los amigos más cercanos y familiares. En una relación poco saludable, uno o ambos no respetan esta privacidad, discuten abiertamente y luego se quejan en cualquiera que preste atención.

2. Discutir abiertamente los problemas y resolverlos, contra vengarse de la pareja.

Argumentos, discusiones, peleas; pueden sonar mal dentro de una relación pero pueden ser productivos si se usan como herramientas para entenderse mejor, siempre deben resolver los problemas, y usar estos para reconstruir positivamente la relación. Mantener rencor y ser vengativo hacia tu pareja son signos de una relación poco saludable y una personalidad agresiva.

1. Tener metas mutuas, contra pensar en uno mismo.

La diferencia entre ser soltero y estar en una relación es enfocarse en el crecimiento individual y crecer como pareja, respectivamente. Si tu o tu pareja aún están más enfocados en sí mismos y siempre piensan en ustedes mismos, entonces esto significa que no le das a tu relación la posición que se corresponde. Una relación sana garantiza el crecimiento mutuo, ambos respetan los sueños del otro, lo apoyan y lo ayudan a lograrlo.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *