14 Señales Innegables De Que No Has Superado a Tu Ex

Para tener la relación que deseas, debes hacer espacio en tu corazón para recibirla. Cuando estás lleno de pensamientos, deseos y fantasías sobre tu última relación, hay poco espacio para que entre el nuevo amor, o para pensar en recuperar el antiguo.

Si no tienes la seguridad de si todavía no has superado a tu ex, estas siguientes 15 señales definitivamente te ayudarán a obtener la claridad.

Las 14 señales innegables de que no has superado a tu ex.

1. Tratas de ponerte en escena de forma «accidental»

Tal vez te presentas en su cafetería favorita cuando sabes que tu ex estaría allí. Cuando inviertes tanta energía en ver a tu ex (es decir, salir de tu camino para posicionarte en su camino) seguramente hay algunas cosas con las que no has llegado a un acuerdo con respecto al final de la relación.

A pesar de que te hace sentir mejor en el momento, seguir a tu ex te pone en una desventaja emocional.

2. Siempre quieres enviarle un mensaje de texto.

Cuando no puedes pasar un día sin sentir la necesidad de enviarle un mensaje de texto a tu ex, simplemente no vas a poder continuar con tu vida. No importa qué excusas utilices para llegar al telefono… Todavía está en tu mente y sientes que si le escribes un mensaje, recordará lo genial, reflexivo(a), gracioso, amable que eres y volverá.

3. Recuerdas a tu ex constantemente.

Si te encuentra constantemente soñando, recordando a tu ex y las actividades en las que ambos participaron juntos, definitivamente no has superado a tu ex. Recordar los buenos tiempos no es necesariamente algo «malo», pero usar esos recuerdos para escapar de la realidad puede mantenerte estancado y robarte la capacidad de saber que hacer.

4. Literalmente, todo te recuerda a tu ex.

Vas al cine y el olor a palomitas de maíz te recuerda a tu ex. Escuchas a los pájaros cantar y te recuerda la vez que estaban caminando en el parque. Ya no puedes ver el mundo sin que tus pensamientos corran hacia tu ex. Esto puede ser romántico en las películas, pero si esta es tu vida cotidiana, puede ser que aún no has superado a tu ex.

5. Fantaseas con cosas que quieres que sucedan.

Puedes imaginarte… tu ex aparece en tu puerta, rogandote que te perdone, rogándote que vuelvas a su vida. Con lágrimas en tus ojos, aceptas sus disculpas y ambos se abrazan… después caminan hacia la puesta del sol de la mano, listos para vivir felices para siempre.

Si te encuentras soñando despierto, o despierta sobre cómo sería volver a estar con tu ex, entonces obviamente no has superado a tu ex.

6. Acechas a tu ex en las redes sociales.

Es bastante normal querer controlar a tu ex de vez en cuando para ver qué está haciendo, pero cuando no has superado a tu ex, esto puede fácilmente cruzar la línea hasta la obsesión. Puede que te encuentres monitoreando todo: lo que publica, con quién está, a quién le gusta sus fotos y actualizaciones.

Al igual que el encuentro disque accidental, acechar sus páginas sociales es una trampa, que te obliga a profundizar más y más en el pasado, y hace que no puedas olvidar a tu ex.

7. No te callas hablando de tu ex.

Intentas realmente no hablar de tu ex, haces un voto, y te prometes no hacerlo, pero no puedes evitarlo. Al principio, tus amigos lo entendieron, pero es demasiado para que lo manejen incluso tus mejores amigos. Incluso se disgustan con lo mucho que hablas de tu ex.

Pero no puedes detenerte. Si estás hablando de tu ex constantemente, eso significa que estás pensando en tu ex constantemente.

8. Ninguna otra persona se puede comparar.

Es de naturaleza humana buscar similitudes y diferencias en personas y situaciones. Y aunque puede ser normal comparar a las nuevas personas en tu vida con tu ex, usar a tu ex como punto de referencia para que todos los demás estén a la altura es una receta para la decepción y una clara señal de que no has superado a tu ex.

9. Cuando ves a tu ex, te aceleras.

Si te encuentras con tu ex, no puedes mantenerte firme. Sientes un arrebato de emoción y entusiasmo. Tus rodillas tiemblan, tu estomago revolotea, te sientes enrojecido y casi mareada. Si le hablas, tu voz sube unas cuantas octavas, te ríes incesantemente y sientes nervios.

También sientes una necesidad desesperada de estar cerca de tu ex, de tocar a tu ex, literalmente, tienes dolor por tu ex. Si algo de eso te sucede cuando ves a tu ex, definitivamente no has superado a tu ex.

Puedes leer: 12 Señales Inconfundibles De Que Tu Ex Te Echa De Menos

10. No te puedes deshacer de sus fotos y recuerdos.

Si proteges extremadamente cualquier regalo que te haya dado, o recuerdos de la relación, es definitivamente una señal reveladora de que no has superado a tu ex. Si en tu casa o apartamento todavía se exhiben las baratijas de la relación y te encuentra mirando las fotos antiguas de los dos en tiempos más felices, puede ser el momento de pensar en que hacer.

11. Tus salidas nocturnas terminan en lágrimas y alcohol.

A veces, solo quieres salir de la casa y divertirte un poco con tus amistades después de una separación. Quieres probarte que lo has superado y que puedes seguir adelante. Pero, cuando tus intentos de pasar una noche divertida con amigos se conviertan en sesiones de terapia en borrachera y llanto.

O terminas enviándole mensajes de texto sobre tu cuerpo sexy, o dejando mensajes llorosos en su correo de voz después de solo un par de margaritas, está claro que todavía sientes algo por tu ex.

12. No te interesan otras personas que muestran interés en ti.

Hay una habitación llena de personas del sexo opuesto y no miras a nadie. Ni siquiera te emociona. Si la perspectiva de comenzar una relación con una nueva persona no te emociona lo más mínimo, definitivamente no has superado a tu ex. Si la ruptura es reciente, no tener ojos para alguien más es bastante normal. Pero, si han pasado meses desde que terminó tu relación, podría ser el momento de comenzar a permitirte estar abierto al amor una vez más.

13. Juras y pregonas que has superado a tu ex.

Si sientes la necesidad de convencer constantemente a tus amistades de que realmente has superado a tu ex, es probable que estés tratando de convencerte a ti mismo en lugar de a tus amigos. Las personas seguras no tienen que gritarlo a los cuatro vientos. Saben su verdad y no les molestan las opiniones de los demás. Si sientes la necesidad de justificarte, es posible que aún tengas dudas.

14. Te duele.

No importa lo que intentes, el dolor sigue ahí, no puedes eliminarlo, lo sientes cada vez que piensas en tu ex. Puedes tratar de olvidarte, pero sabes que está ahí. Si aún te duele pensar en tu ex, tómate el tiempo que necesitas para lamentarte adecuadamente por el final de la relación. Haz lo que debes hacer para cuidarte primero. Rodéate de un fuerte sistema de apoyo.

Sentirse mal no es necesariamente algo malo, de hecho, puede ser el camino hacia la curación. A veces, la mejor manera de superar verdaderamente una ruptura es experimentar la pérdida en su totalidad, y ver que todavía estás bien al otro lado.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *