10 Cosas Que Puedes Hacer Para Reducir El Estrés En Tu Matrimonio

Empecemos con esta oración: “Dios me conceda la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar; coraje para cambiar las cosas que puedo; y sabiduría para saber la diferencia”. Oración de la serenidad, atribuida a Reinhold Niebuhr.

El estrés está en la raíz de muchos problemas de salud en casi todos los paises del mundo. Las enfermedades cardíacas, la depresión y la hipertensión son solo algunas de las muchas enfermedades relacionadas con el estrés.

Pues déjame decirte que la salud física no es la única víctima de un estilo de vida estresante. El estrés en tu matrimonio es la causa principal de la tensión interpersonal y las relaciones disfuncionales. Sucede diariamente en muchos hogares sin distinguir razas y credos.

Y con todo eso hay buenas noticias, gran parte del estrés en tu matrimonio es evitable cuando ambos son conscientes de los factores desencadenantes estresantes. Aquí te vamos a decir 10 cosas que puedes hacer para reducir el estrés en tu matrimonio.

1. Siempre pon a tu cónyuge primero.

Este es un principio enorme y es la clave para reducir el estrés en las relaciones. Idealmente, un esposo y una esposa pondrán al otro primero, pero solo tu tienes el control sobre tu comportamiento.

2. Diviértanse juntos.

Películas, paseos, picnics, juegos, viajes… no solo diversión sino también hilaridad. Reir juntos, y reirse de todo, es la medicina para una gran relación.

3. Construye tiempo de calidad para los dos en tu horario habitual.

El tiempo con tu cónyuge no debe ser relegado al estado de las sobras. La relación con tu cónyuge supera todas las demás prioridades y horarios. Si eso significa escribir con un marcador indeleble sobre el calendario para que se relajen juntos, que así sea.

4. No te preocupes por las pequeñas cosas.

Cuando sientas los primeros indicios de estrés en tu matrimonio, pregúntate: “¿Esto es un problema moral?” Si no lo es (nueve veces de cada diez no lo es), entonces déjalo. Haz de las prioridades mutuas un tema recurrente de conversación. Recuerden lo que realmente cuenta y tiene sentido. Simplifica tu estilo de vida. Celebren lo que tienen el uno en el otro.

5. Trabajen desinteresadamente, y haganlo juntos.

Trabaja en el comedor de beneficencia; se voluntario con una comunidad basada en la fe; únete a un grupo que ayuda a los menos afortunados, o que restaura el medio ambiente. Trabajen juntos en causas caritativas y vean cómo las cosas caen en perspectiva.

6. Comunicate con tu cónyuge con claridad y respeto.

Recuerda antes que todo, que los malentendidos son la fuente de mucha tensión. Siempre debes mantener a tu cónyuge informado y siempre comuníquense con amor y buenos modales.

7. Di la verdad.

Recuerda el viejo adagio muy conocido: “Cuando dices la verdad, no tienes que recordar lo que dijiste la última vez”. Las personas que no guardan secretos experimentan menos estrés en las relaciones.

8. Toma de las manos a tu pareja, abraza y besa.

El contacto físico es un calmante para el estrés, esta comprobado. Aprietense en el mismo sillón para ver la televisión; simplemente uno encima del otro. Extiende la mano y toma la mano de tu cónyuge mientras caminan, conduces, o en un evento. Se deliberado sobre la demostración de afecto a través del contacto físico.

9. Juega con tus puntos fuertes y los de ella.

Los buenos maestros saben que jugar con las fortalezas de un estudiante funciona mejor que centrarse en cualquier debilidad. Presta atención a las fortalezas de tu cónyuge: acumula, afirma y alienta. Recuerda que criticar siempre causa más estrés.

10. Vive dentro de tus posibilidades.

Los problemas de dinero son la principal causa de estrés en los matrimonios, y de seguro del estrés en tu matrimonio también. Toma medidas preventivas para resolver esto. Recuerda el numero 4, “No te preocupes por pequeñas cosas.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *