10 Actos Que Un Esposo Caballeroso Hace Por Su Esposa

Cuando se piensa en actos caballerosos, los códigos y normas morales medievales pueden venirte a la mente. Algunos pueden pensar que es una noción arcaica que hace mucho que se desvaneció.

Si alguna vez has observado una ceremonia de plegado de la bandera marina, notarás algunas cosas. La actitud general hacia la bandera es de reverencia, ternura y respeto. Hay un claro deseo de defenderlo de cualquier daño. Se puede decir que es más que tela para ellos. Representa algo de valor significativo.

Significativamente más que una bandera, las mujeres en nuestras vidas son seres humanos y deben ser tratadas con honor, dignidad y un nivel de protección. Esta actitud es el núcleo de la caballerosidad y debe mostrarse particularmente hacia nuestras esposas.

Aquí te decimos 10 actos que un esposo caballeroso hace por su esposa.

1. Él siempre piensa en ella primero.

Es la naturaleza humana pensar en nosotros mismos primero. Poner a alguien más primero es una elección. Se necesita una toma de decisiones firme y consistente para ser desinteresado. Toma esa decisión cada mañana al comenzar el día.

2. Él abre todas las puertas.

Sí, lo de la puerta del coche es un cliché. Pero, y todas las puertas, es una buena oportunidad para que tanto nuestra esposa como el mundo entero sepan cómo la honras.

3. Él toma su mano.

El simple hecho de tomar la mano de tu esposa sin ningún motivo oculto le permite saber que está profundamente conectada contigo y que tu aprecias su afecto. Señala calidez y protección. Y que ella es la única para ti.

4. Camina por el lado de la acera.

Esta acción tiene sus raíces en proteger a las mujeres del barro y las salpicaduras. Sin embargo, salpicadura o no salpicadura, es una postura que dice: «Te protegeré. Me coloco entre tu y el peligro”. Simplemente moverte hacia ese lado es una gran declaración de respeto.

5. Preocupate en buscar un paraguas.

De nuevo, es el principio de la acción. Coges el coche, corres bajo la lluvia y abres la puerta, y la proteges con el paraguas. Este tipo de iniciativa es una forma de vida, no un acto de novedad.

6. Entrena a tus hijos en el amor de entrega.

No dejes que esto te detenga. Enseña a tus hijos, especialmente a tus hijos, a cuidar de su madre y de ponerla primero. Cuando lo vean en ti y lo practiquen en sus propias vidas, la amabilidad sanará a tu familia.

7. Sirve el café de la mañana, o el té en la cama.

Sírvela de esta forma tanto como sea posible. Y cuando toda la familia come junta, todos esperen a comer algo hasta que mamá levanta la cuchara. Es una manera de honrar su sacrificio de preparar la comida.

8. Siempre se cortés.

Muchos hombres no tienen rival en la forma en que se ponen a sí mismos en primer lugar y no piensan en las necesidades de sus esposas. Di por favor y gracias. No levantes tu voz. Apaga las distracciones cuando comen juntos. Ella es más importante que contestar el teléfono. Que sea obvio que la relación es primaria. La cortesía establece el tono de tu vos y siempre es recíproco.

9. Si vas a tomar un vaso de agua, ofrecele a ella también.

Son las cosas pequeñas que hacen grandes diferencias. ¿Le ofreciste la última galleta? Cuando te serviste un vaso de agua, ¿le ofreciste uno también? ¿Se te ocurrió lavar su auto cuando pasaste toda la tarde arreglando el tuyo?

10. Levantate y que la respeten.

¿Estaba malhumorado el hombre que repara las cosas cuando ella le habló por teléfono? ¿Tu esposa tiene problema tratando de resolver un reclamo por el seguro? ¿El camarero del restaurante estaba insolente con ella?

No te estamos sugiriendo que vayas como Rambo con estas personas, pero considera intensificarte y decir: «Disculpe, pero es inaceptable que hables con mi esposa de esa forma».

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *